Entrevista a Jordi Moya, fundador de ILM BCN

Jordi Moya entiende la iluminación como un material constructivo clave en la creación de ambientes e interiores emocionales. Con un largo bagaje profesional, amplios conocimientos técnicos y un inagotable afán por descubrir nuevos lenguajes plásticos, es una figura destacable que ha desarrollado infinidad de proyectos arquitectónicos y que se ha especializado en la iluminación de obras de arte, exposiciones y espacios museográficos.

A pesar de haberte licenciado como ingeniero técnico industrial, has centrado tu carrera profesional en el diseño de iluminación. ¿Para ti el desarrollo de proyectos de iluminación es más ciencia que arte o más arte que ciencia?

Para mi es una equilibrada convivencia entre estas dos disciplinas. Dependiendo del proyecto, la iluminación necesita más de una que de otra, pero de alguna forma siempre están presentes. Con frecuencia defiendo la necesidad de unos estudios específicos de la profesión de lighting designer que incluyan una formación técnica, para conocer cómo se implementan los sistemas de iluminación, pero también una formación artística, para entender los proyectos y poder diseñar los efectos que los potencian. Los diseñadores de iluminación trabajamos con arquitectos, interioristas y escenógrafos. Debemos entender su lenguaje, su visión, las intenciones de sus proyectos. Por eso es necesaria una formación respecto a las propiedades de la luz, los colores, la dispersión cromática, la proporción aurea, la distribución espacial, la percepción visual y muchos otros aspectos. Respondiendo a la pregunta más directamente, es muy aconsejable conocer los dos mundos, ciencia y arte, para poder desarrollar un proyecto lumínico, desde su diseño e implementación al ajuste final.

Jordi Moya, fundador de ILM BCN
Óptica Afflelou

También has recibido formación en escenografía, maquinaria teatral y espacio escénico y has cursado estudios superiores de fotografía. ¿Estas disciplinas son importantes para desarrollar una iluminación creativa?

La cultura está formada por distintos conocimientos de ámbitos muy diferentes y todos ayudan a conocer el mundo y a desarrollar una mayor sensibilidad hacia determinados aspectos. Hablando del tema me viene a la cabeza la frase «la sombra no puede ser una sorpresa». Al principio estudié fotografía y trabajé unos años como fotógrafo, en la época analógica, antes de entrar en el mundo de la iluminación, al que accedí haciendo conciertos musicales. La fotografía me ayudó a saber focalizar mi atención en momentos lumínicos especiales, a abstraer las partes visuales más atractivas de la realidad 360 grados en la que vivimos. Los estudios escenográficos me aportaron el conocimiento de un lenguaje expresivo en el que la luz modela y define un espacio. Me ayudó a incorporar la percepción visual del espectador en mis proyectos. Todos estos conocimientos son los que ayudan a entender los efectos lumínicos y a mí personalmente me sirvieron para «educar el ojo».

Jordi Moya lighting design Lluria
Rectoría Callús

Diseñas proyectos de iluminación de todo tipo, pero desde el año 2000 trabajas como iluminador de exposiciones temporales para diversos centros y museos. ¿A qué se debió esta especialización?

Mi especialización empezó un poco por casualidad. Mi tía, Laura Baringo, diseñaba exposiciones efímeras en Barcelona y se encontraba con problemas a la hora de iluminarlas, por lo que me pidió si podía echarle una mano. En esos momentos yo estaba realizando iluminación escénica en conciertos, en los que mi trabajo era realmente efímero, ya que después de largas horas de desarrollo de concepto, montaje y programación todo finalizaba tras una hora de espectáculo. Así que lo que realmente me atrajo fue el cambio de dimensión temporal, que la iluminación desarrollada tuviera una existencia algo más larga. La alta exigencia de Laura, y mi pasión por descubrir las posibilidades plásticas de las luminarias museográficas, hizo que realizáramos proyectos muy interesantes y que los resultados gustaran allí por donde íbamos pasando. Hasta ese momento la iluminación de exposiciones estaba en manos inexpertas, los electricistas o los montadores acababan poniendo los focos donde les decían. Nadie aportaba un conocimiento técnico o una experiencia al respecto. Tras iluminar varias exposiciones, los centros culturales empezaron a valorar la diferencia, y a pedirnos colaboración en sus proyectos. Esta nueva situación, unida a mi deseo de tener un proyecto propio, me llevaron a especializarme en la iluminación museográfica.

Jordi Moya lighting design Lluria
Edifici Fontana D'Or

¿Cuáles son los aspectos básicos que intervienen en la iluminación de exposiciones temporales?

Resumiendo, los aspectos básicos serian conseguir crear el ambiente deseado por el diseñador y que las obras expuestas se vean bien. Estos dos objetivos se tienen que realizar de forma agradable, es decir, sin deslumbramientos y sin cambios bruscos de ambiente. En exposiciones patrimoniales los requerimientos de los conservadores varían en función del material de la obra y de los criterios de cada uno. Por ponerte un ejemplo, iluminé una exposición de dibujos en la que el propietario pedía hacerlo con 200 luxes, cuando el papel no debe exponerse a más de 50 luxes, y en cambio, en una exposición del Museo Alfons Mucha de Praga en la casa Lis de Salamanca, los conservadores exigieron 35 luxes en la iluminación expositiva y también controlar por debajo de ese nivel la luz nocturna y la luz de vigilancia.

Jordi Moya, fundador de ILM BCN
Exposición Vampiros

¿Desde el año 2000 hasta la actualidad, han cambiado mucho los requerimientos técnicos y las preferencias de los visitantes en cuanto a iluminación?

Los aspectos técnicos han cambiado radicalmente desde que existe la tecnología LED. En el 2000 la iluminación museográfica básicamente utilizaba fuentes de luz de tungsteno, halógenas diversas. Tenían varios inconvenientes: al regular cambiaba la temperatura de color, emitían radiaciones UV e IR que se tenían que filtrar, tenían una vida relativamente corta y no eran muy eficientes. Hoy en día la tecnología LED ha aportado una iluminación mucho más eficiente, sin radiaciones UV ni IR, no varía su temperatura de color cuando las regulas y tienen una larga duración. En cuanto a las preferencias de los visitantes creo que no han cambiado. La iluminación LED nos ha dotado de herramientas mucho más precisas que permiten controlar mejor los ambientes creados y por tanto diseñar espacios más confortables. El público quiere ver bien las obras expuestas, poder leer bien los textos que las acompañan y disfrutar de una agradable visita. Esto creo que siempre será así.

Entrevista a Jordi Moya, fundador de ILM BCN
Exposición Vampiros

Como iluminador, ¿crees que las tiras led son un buen recurso para ser creativo en los proyectos que realizas?

Es una herramienta indiscutible. Desde que existen las tiras led hay una mayor integración de la iluminación en la arquitectura. El poder reseguir las líneas o elementos arquitecturales como puedan ser una escalera, un techo o una valla, traslada el proyecto a otra dimensión. La posibilidad de resaltar la arquitectura sin necesidad de utilizar mástiles y proyectores te permite disfrutarla durante el día en todo su esplendor, con sus juegos plásticos de líneas y volúmenes, y encenderla de noche, sin más, mostrando su poder escenográfico.

Exposición Pixar. Construyendo personajes

¿Cuáles son tus aplicaciones preferidas?

¡Incontables! Verdaderamente son muchas, pero una de las que más me gustan es la de no tener la fuente de luz concentrada en un punto, especialmente en la iluminación de vitrinas o espacios expositivos muy largos con elementos lineales de luz, integrados en la construcción de la propia vitrina o del propio espacio. Al tener la fuente de luz distribuida en una línea, las sombras de los objetos iluminados desaparecen. Es una gran ventaja ya que nos elimina las sombras duras que generaría un proyector puntual. Además, el hecho que las tiras empiecen a disponer de un gran número de accesorios como difusores, ópticas, controles inalámbricos, o versiones flexibles, nos ofrece un nuevo abanico de posibilidades para adaptarnos a nuevos retos. Otra gran aplicación es la que nos ofrece el LED digital, nos proporciona una nueva estética, un nuevo lenguaje, el de la luz dinámica. Se puede dar “vida” a los espacios y hasta transformarlos en pantallas LED. Nuevos mundos que sólo nos proporcionan las tiras LED.

Entrevista a Jordi Saladié, fundador de Saladie Light Studio

Jordi Saladie Lighting Projects iluminacion viviendas

Definir a Jordi Saladié como un apasionado de la luz puede sonar a frase hecha, pero en su caso no es ningún tópico. La búsqueda continua de la belleza, el afán por lograr la perfección técnica y la intencionada creatividad en todas sus intervenciones le ha llevado a ser un referente en el diseño de iluminación de viviendas. Además, su fascinación por los espacios nocturnos ha sido el detonante de una investigación sobre escenas de luz extremadamente tenues a la que ha bautizado con el nombre de Low Light Atmosphere.

Tu padre regentaba una tienda de iluminación. ¿Fue inevitable que siguieras sus pasos y tu futuro se centrara en el mundo de la luz?

Decidirme entre la música o a la luz fue un camino de curvas. La música me gustaba demasiado como para no dedicarme a ella, pero en un acto de fe reconocí que mi talento musical no superaba las expectativas. En cambio, la luz me acompaña desde la niñez, forma parte de mi esencia. Me costó unos años reconocer que “visualizar” la luz perfecta de un espacio está dentro de mi esquema mental. Afortunadamente mi padre, con su gran paciencia, me siguió y ayudó en mi evolución y en el proceso de modernización de la empresa familiar. Por lo tanto, no fue inevitable, pero si lógico que mi profesión se enfocara en el mundo de la luz, mi familia formaba parte de la historia del sector de la iluminación en España.

Jordi Saladie Lighting Projects iluminacion viviendas
©Jordi Miralles

¿Cómo definirías tu relación personal con la luz?

Siempre me ha apasionado comprobar como la iluminación lo cambia todo y, en consecuencia, el poder que tiene de modificar las reacciones humanas y su comportamiento. Me considero una persona vital, con cierta admiración por la nocturnidad y los espacios poco iluminados que generan algo de misterio, curiosidad o intriga. Es aquí donde se inicia mi laboratorio de investigación. Me gusta comparar la música con la luz. Escuchar una sinfonía clásica de forma consciente podría llegar a ser un viaje por praderas, bosques, castillos o momentos de la historia. Al ver la luz desde el mismo punto, generamos una serie de ideas, sueños o incluso ilusiones que nos motiva a crear planes, o más momentos de belleza, para nosotros y los nuestros. ¿No crees que la ciencia de la luz empieza a ponerse interesante en este punto?

Mantienes una estrecha relación personal con grandes figuras del sector. ¿Nutrirte de sus ideas, debatir con ellos, es la mejor forma de aprendizaje?

Es un tema que cae por decantación. Me explico: soy un diseñador de iluminación de los considerados non gratos, porqué también soy revendedor de productos. Y esta suerte, o esta desgracia, hace que los juguetes de luz que pasan por mis manos sean los que encendemos finalmente en nuestros futuros trabajos. Algo que se traduce en que los disfrutamos desde el principio hasta el final. Pero que también los sufrimos si tienen problemas de diseño o técnicamente no están bien solucionados, algo que ocurre más a menudo de lo que creemos. En este punto, es mi responsabilidad profesional informar debidamente a las marcas para que no tengan nuevas incidencias en el futuro. Gracias a esto he conseguido conocer personalmente a grandes figuras del sector, estableciendo cierta amistad, lo que me ha permitido aprender muchísimo de estos maestros de la luz. Otra forma de hacer el posgrado en iluminación arquitectónica.

Jordi Saladie Lighting Projects iluminacion viviendas
©alvarovaldecantos

Los trabajos de Saladie Light Stidop se centran en el campo residencial. ¿Es un área muy creativa a la hora de desarrollar proyectos de iluminación?

Debo decir que sí. Nuestro estudio se encuentra en un momento muy interesante ya que muchos de nuestros clientes nos dan vía libre para crear. Confían en nuestra manera de pensar la luz, algo por lo que estoy enormemente agradecido. Y teniendo en cuenta que algunos proyectos tienen presupuestos bastante elevados, muy a menudo trabajamos con colecciones de arte privadas, algo tremendamente gratificante. Nuestro objetivo en los espacios interiores es generar belleza así que, por ejemplo, intentamos que un parking sea lo la más cool posible, a los spa o zonas de agua le añadimos algo de color y lo trabajamos por debajo de los 4 lux, cambiando la visión diurna a nocturna para que los usuarios entren literalmente en otra dimensión. Otro ejemplo serían los cines privados o las salas de música, que siempre son espacios con infinitas posibilidades creativas. También mimamos de forma especial las fachadas y los espacios exteriores, trabajando con botánicos y tratando los árboles como esculturas vivas.

©alvarovaldecantos

Te interesa especialmente la influencia de la luz en los estados anímicos y las emociones. ¿El objetivo de tus diseños es hacer la vida de tus clientes más agradable?

Sí, claro. Aunque en verdad todos los lightings designers decimos lo mismo. Pero en mi caso he buscado y encontrado terrenos poco investigados. El objetivo de mis proyectos se basa en la lógica de la vida y la naturaleza: de día necesitamos sol; de noche, muy poca luz, o, mejor dicho, bien proyectada y que resulte agradable. Llevo unos doce años investigando este camino, del que ya he recorrido un largo trecho, pero del que me queda una larga y apasionada búsqueda, y que nos tiene muy entretenidos a todos los miembros del estudio. A este proyecto le llamamos Low Light Atmosphere y ya está en funcionamiento en algunas viviendas. Consiste en crear nuevas escenas, a parte de las básicas como welcome, dinner o after dinner, añadimos algunas con nombres divertidos, como whiskytime, round midnigh, relax o spa. Estas escenas son las que realmente transforman tanto el espacio como al usuario.

¿Por qué intentas establecer atmósferas con niveles tan extremadamente bajos en tus proyectos?

El ojo humano con muy poquita luz tiene suficiente. De hecho, la misma naturaleza nos lo dice. Por la mañana sale el sol, pero por la noche, a lo máximo que podemos aspirar son a los 4 lux de la luna llena. Por lo tanto, es muy interesante que nos mantengamos lo menos alejados posible de esos 4 lux. Obviamente, estaríamos en otro caso muy diferente si en ese espacio tuviéramos que trabajar o realizar ciertas labores. El proyecto Low Light Atmosphere nace con la intención de conseguir el descanso, que es lo que realmente busca el cuerpo humano al llegar a casa. Por debajo de estos 4 lux que comentaba, el ambiente logra transformarse y nos ayuda a relajarnos. No es algo fácil de conseguir, pero como siempre, es importante la posición de las luminarias integradas totalmente en la arquitectura, con ayuda de miniaturas o de la maltratada fibra óptica. Con imaginación, con la paciencia de los instaladores y/o clientes, logramos obtener esta maravilla de espacios por debajo de los 4 lux. Y realmente, es como si cambiáramos de dimensión.

¿Te interesan los lineales led a la hora de realzar los espacios residenciales?

Los lineales led nos solucionan grandes problemas, o mejor dicho, nos aportan grandes soluciones. Antes teníamos lámparas fluorescentes, de neón o xenón, ahora tenemos un amplio abanico donde escoger gracias a los lineales led. Podemos elegir perfil, potencia, temperatura de color, longitud, tipo de regulación, etc. Todo esto, nos permite integrar la luz en la arquitectura y resaltar los elementos necesarios.

¿Cuáles son tus aplicaciones preferidas?

Una de las aplicaciones que más nos gusta proyectar para nuestros clientes es la de suspender la luz. Ya sea con un espejo de luz integrada, una pared entera con luz a cuatro caras o incluso la fachada de un edificio. Se resumiría en que debemos integrar la luz de forma natural en cada uno de los espacios, enalteciéndolos y a la vez respetando y moldeando sus funciones. No sólo conociendo las dimensiones visibles del espacio en el que actúa, si no sabiendo qué se esconde tras las paredes, lo que nos permite buscar y encontrar soluciones que nos ayuden a integrar de una forma más natural los elementos de iluminación que usaremos para iluminar los espacios. En definitiva, el diseño de iluminación es un arte y sólo se puede crear desde la inmersión total. Ser conscientes de que la luz no sólo es un elemento decorativo, sino que va mucho más allá en su impacto sobre un espacio y sus habitantes. Conocer la mecánica, la tecnología, los principios de la propia luz y su efecto sobre los distintos materiales y, sobre todo, hacerse preguntas. Esa es la filosofía detrás de nuestros proyectos de diseño de iluminación.

Saladie Lighting Projects

Entrevista a la diseñadora de iluminación Mariel Fuentes de LDLuz

Mariel Fuentes LDLuz @alvarovaldecantos

Convencida que la luz es un acompañante silencioso que tiene la habilidad de conducirnos a distintos estados emocionales, Mariel Fuentes se ha sumido en una exploración personal que le ha llevado a desvelar la capacidad de este material para comunicar y generar narrativas de gran impacto visual. Su meta es lograr que percepción y tecnología trabajen unidas en beneficio del usuario final.

Te defines como arquitecta de formación y diseñadora de iluminación por elección. ¿Qué tiene de especial la luz para que te decantaras por ella a la hora de desarrollar tu carrera profesional?

Lo que me maravilló de la luz desde el primer instante, aun sin saber la importancia profesional que acabaría teniendo para mí, fue comprender que era un lenguaje, una forma de comunicación, una herramienta fantástica para generar y dar nuevas perspectivas a la arquitectura, tanto en interiores como exteriores. La luz es capaz de transformar un espacio arquitectónico o paisajístico y nos acompaña en la narrativa del proyecto, incluso cuando hablamos de light art o de instalaciones artísticas. Y una cosa que aún hoy me sigue maravillando es comprobar que todo el mundo, profesionales o no, tiene una sensibilidad especial y muy elevada a la luz.

Mariel Fuentes LDLuz
Holmes Place Yoga Studio. @Milena Rosés

¿Cómo ha terminado una chilena enraizándose en un país tan lejano como España? ¿Han sido motivos personales o profesionales?

En realidad, una mezcla de los dos. Una amiga de Chile me recomendó un master sobre iluminación aplicada al interiorismo que se impartía en la Universidad de Salamanca. Todo comenzó como una experiencia que no sabía dónde me iba a llevar, pero una vez en España y terminados los estudios, decidí trasladarme a Barcelona para buscar oportunidades en ese ámbito. Así fue como empecé a trabajar en el año 2006 en artec3 Studio.

Holmes Place Yoga Studio. @Milena Rosés

Diez años más tarde, en el 2016, decidiste fundar tu propio estudio, LDLuz. ¿Qué tipo de proyectos llevas a cabo?

La vida es un constante aprendizaje, y la parte profesional también. En todos los años que llevo dedicándome a la iluminación arquitectónica he tenido grandes oportunidades en las que no he dejado de aprender y en la que he acumulado una gran experiencia en distintas tipologías de proyectos. Actualmente, en LDLuz desarrollamos proyectos de todo tipo: residenciales, de restauración y hotelería -un campo que me interesa especialmente por la narrativa tan interesante que se puede desarrollar-, de oficinas y espacios polivalentes e incluso fachadas. Y otro ámbito que también me interesa mucho, en el que he trabajado con la diseñadora Michela Mezzavilla, es el de las instalaciones lumínicas.

Mariel Fuentes LDLuz
Holmes Place Yoga Studio. @Milena Rosés

En estos tiempos de COVID-19 y debido a los periodos de confinamiento muchas personas se han dado cuenta de la importancia de tener un hogar donde sentirse confortables. ¿Has detectado una mayor demanda de proyectos de diseño y rediseño de viviendas?

A nivel general sí.  Al dedicarme al diseño de iluminación he recibido muchas consultas de amigos y personas cercanas para mejorar su vivienda, su espacio de trabajo o el lugar desde donde realizan retransmisiones telemáticas. También para iluminar espacios donde se practica yoga. La gente ha entendido que permanecer muchas horas en un espacio sin las prestaciones lumínicas adecuadas no solo no es confortable, sino que a la larga conlleva problemas de salud.

Mariel Fuentes LDLuz
Mortitx House. @Toni Matos

Como arquitecta y diseñadora de iluminación ¿qué importancia crees que tienes la luz integrada en la arquitectura? ¿Recomiendas su utilización en los proyectos residenciales?

Para mi hay dos capas básicas en la elaboración de un proyecto de iluminación: la que te permite leer el espacio y la que te da el soporte ambiental y funcional para realizar distintas tareas. Trabajan juntas, trabajan de la mano. Pero en la primera capa, la que te permite leer los espacios e incluso destacar ciertos materiales o generar una composición lumínica, las líneas de luz integradas cobran una gran importancia, tanto si la línea es visible -si está empotrada o integrada en algún muro, suelo, techo o elemento del mobiliario- o si está integrada de manera invisible -como serían los foseados de luz indirecta. He trabajado con algunos interioristas que al principio no reconocían esta importancia y tendían a evitar ese efecto lumínico, pero después que les demostrara su efectividad a la hora de lograr cierto dramatismo o teatralidad en la composición de escenas, incluso lograr cierta intimidad a nivel lumínico, son ellos los que me reclaman integrar líneas de luz indirectas en sus proyectos para resaltar espacios y materiales.

Mariel Fuentes LDLuz
Mortitx House. @Toni Matos

¿Utilizas productos de la firma Lluria?

En numerosas ocasiones. Ahora mismo estamos terminando una obra en la que hemos contado con una solución técnica específica de Lluria que nos ha ido de maravilla. En este proyecto residencial se ha especificado un espejo de agua con un tratamiento especial de ozono para que no se generen hongos ni olor. Nos hemos encontrado con tratamientos salinos, de cloración, de diversos tipos, pero nunca de ozono. Tras consultar a los departamentos técnicos de distintos fabricantes, encontramos la opción de la luminaria Wolf de Lluria que es la única que nos garantizaba al 100% la sumersión en este compuesto.

Mariel Fuentes LDLuz iluminacion viviendas
Vivienda San Carles

Combinas el trabajo en LDLuz con la docencia. ¿Qué te motiva a dedicar tanto tiempo a la enseñanza? ¿Vocación, recompensa económica…?

Diría que es un tema más bien vocacional que responde a la idea de que lo bueno se comparte. Me encanta asistir al despertar de los estudiantes en el mundo de la iluminación y compartir con ellos los conocimientos y experiencias que he vivido a nivel profesional. Y debo decir que enseñando también se aprende. Mis alumnos me entregan tanto como yo a ellos y me permiten mantener la mente abierta para captar nuevos inputs.

Mariel Fuentes LDLuz
(IN)MATERIAL. Milena Rosés

También tienes un papel muy activo a nivel asociativo. Formas parte de la APDI y de la IALD. ¿Por qué llevas a cabo esa labor?

Creo en el valor de nuestra profesión, que juntos sumamos y que unidos podemos mejorar nuestro campo profesional hacia un alto reconocimiento social. Dedicarse a algo tan mágico como el diseño de iluminación transciende fronteras, por lo que trabajando de forma colaborativa podemos realizar una gran aportación a esta disciplina. Además, como soy una persona muy social, disfruto mucho de la interrelación y cruce de experiencias que se produce cuando formas parte de una asociación profesional. Me siento muy agradecida de poder compartir y expandir mi pasión por la luz a través de estas dos asociaciones.

Mariel Fuentes LDLuz
Crossfit La Huella, Nike. @Milena Rosés

Entrevista a la diseñadora de iluminación Bárbara Rodríguez Pando de LDC

Barbara Rodriguez Pando LDC

Apasionada de la luz como catalizadora de la percepción humana y por las posibilidades que la tecnología aporta a la creación de espacios, Barbara Rodriguez Pando busca junto al estudio Lighting Design Collective inventar nuevos escenarios que estimulen nuestros sentidos. Los proyectos desarrollados son una muestra de su capacidad para imaginar entornos dinámicos que se mueven entre el mundo físico y el digital.

Formas parte del equipo de Lighting Design Collective desde hace 6 años. ¿Qué tipo de proyectos lleva a cabo LDC y que trabajo desarrollas en concreto como Senior Lighting Designer?

Trabajamos en un amplio abanico de proyectos de diversa escala que abarca hoteles, planes de urbanismo, restaurantes, oficinas, pequeñas piezas de arte para desarrollos residenciales, fachadas-media, paisajismos, infraestructuras como puentes y túneles, museos y exposiciones o centros comerciales. Mi función es llevar los proyectos desde el desarrollo del concepto hasta la puesta en servicio. Tengo un papel creativo en el desarrollo de la visión del proyecto, la responsabilidad de la entrega y control de calidad, así como tareas de cara al cliente. Pero la tarea más importante es encontrar el rol y el valor añadido que la iluminación puede aportar a cada uno de los proyectos.

Anantara Jabal Al Akhdar Resort

El lema de LDC es «Diseñamos entornos dinámicos». ¿En tu opinión qué puede aportar la luz dinámica a la arquitectura y los entornos construidos?

Desde que existe la arquitectura ha sido bañada por la potente luz dinámica del sol. La luz natural es enormemente variable en el ciclo del día y la noche y el ciclo anual. Todos anhelamos el espectáculo de un atardecer cuando llevamos un tiempo sin disfrutarlo. Como ejemplo, los destellas o reflejos de la luz en contacto con el agua han sido utilizados durante siglos para embellecer plazas o patios. De hecho, la luz artificial estática y constante es lo más antinatural para los humanos. El dinamismo es una cualidad muy eficaz para llamar nuestra atención en el proceso de percibir un espacio. Hoy en día contamos con herramientas para que ese dinamismo dote de significado un lugar, transmita una idea utilizando parámetros dirigidos por datos en tiempo real, o que incluso podamos interactuar con nuestro entorno y esa variabilidad.

Anantara Jabal Al Akhdar Resort
Anantara Jabal Al Akhdar Resort

Mucha gente relaciona la luz dinámica con la creación de experiencias. ¿Los nuevos tiempos requieren de una arquitectura más comunicativa que provoque experiencias memorables en los ciudadanos?

Diría que los nuevos tiempos están trayendo nuevas tecnologías que nos permiten tender un puente entre el mundo físico y el digital, creando un entorno Phigital. Cuando conseguimos generar una memoria de un lugar tenemos la sensación de haber tenido una vivencia. Podemos despegar los ojos de nuestras pequeñas pantallas del móvil y volver a sentir nuestro entorno y conectarnos a él directamente. Un momento de belleza o fascinación es una potente herramienta de marketing o puede ser un canal para transmitir una idea y conectar a las personas entre ellas y con un lugar.

Anonymous, Lux Helsinki.
Anonymous, Lux Helsinki

Los eventos y los festivales de iluminación están cada vez más de moda. ¿El Light Art o arte lumínico es otra de vuestras especialidades?

LDC ha participado del Lux Helsinki y en el festival de Durham con la pieza Anonymous, en la que los visitantes contaban con una cabina equipada con un micrófono abierto, de manera que podían expresarse libremente y provocar cambios en su entorno mediante su silueta, deformada por su voz y otras capas de iluminación. LDC ha realizado también piezas de arte digital que son instalaciones permanentes, fuera del entorno de un festival. En estos proyectos es donde la iluminación pasa a ser una capa embebida en la arquitectura de un lugar, generando su identidad.

Amandolier media façade
Amandolier media façade

Desarrollar proyectos digitales de luz dinámica requiere de grandes conocimientos tecnológicos sobre softwares, programación, artes digitales… ¿De qué forma LDC desarrolla los proyectos? ¿Contáis con un equipo multidisciplinar o subcontratáis estos servicios?

Cada proyecto es único por lo tanto el equipo que trabaja en él también lo es. En las primeras fases de ideación contamos con ReVR para representar complejas escenas lumínicas mediante imagen, realidad virtual, animaciones y aplicaciones. Nos ayuda a que todos los agentes implicados en el proyecto tengan en mente el objetivo común sobre el que debemos trabajar. ReVR funciona de manera independiente, es decir colabora con LDC y con otras oficinas de diseño. Para hacer realidad entornos dinámicos contamos con Skandal tech que actúa como un integrador para el cliente, de manera que proporciona el sistema de control incluyendo software hardware y servicios como la puesta en marcha, dispositivos como sensores equipos de red e iluminación especializada. El software Poet nos permite a los diseñadores diseñar los contenidos en base a parámetros que podemos ligar a datos en tiempo real o inputs del sistema.

Radisson blu Goteburgo
Radisson blu Goteburgo

¿Puedes nombrarnos un proyecto en el que hayas participado que te haya resultado especialmente gratificante o desafiante?

El proyecto de Radisson blu Goteburgo pidió la renovación de un edificio de los años 80, con un gran atrio cubierto al que miran las ventanas de muchas de sus habitaciones, el corazón del hotel. El aporte de luz natural en esas latitudes resulta insuficiente durante las tardes en invierno. Por ello, diseñamos una estructura lumínica suspendida que responde a la gran escala del espacio y que funciona como un ambient comunicator. La estructura genera luminosidad a través de suaves movimientos de patrones de luz, conformando un cielo abstracto que se dinamiza gracias a datos de meteorología en tiempo real. En el caso de que el espacio sea utilizado para un evento, la iluminación se personaliza con los colores deseados. Para conseguir una intervención que se convierta en parte del ambiente, y no en una figura meramente ornamental, nos atrevimos a soñar a lo grande en cuanto a escala y nos esforzamos en mantener una geometría muy sencilla en el diseño del objeto.

Radisson blu Goteburgo
Radisson blu Goteburgo

Un proyecto en que contasteis con Lluria fue la exposición Edvard Munch: Landscapes of the Soul desarrollada junto al equipo de arquitectura Snøhetta. ¿Qué puedes contarnos sobre él?

El diseño de la exposición de Snoheta articula el gran espacio del hall de Ithra mediante unos pabellones de madera con cubiertas con gran pendiente que recuerdan a cabañas nórdicas. En el interior una membrana tensada retroiluminada asciende hasta un óculo luminoso. Los cuadros de Munch pudieron ser admirados en un espacio con una escala muy humana y una luz difusa y uniforme, sin reflejos. Un ambiente óptimo para las pinturas de Munch, introspectivas y emocionalmente inestables. En Lluria encontramos un gran aliado para suministrar las tiras de LED de alto CRI montadas en perfiles con numerosas medidas diferentes y así adaptarnos a la geometría de las cabañas. Un cuidado sistema de control por zonas nos permitió ajustar la luz a los requisitos de conservación de las distintas obras.

Edvard Munch: Landscapes of the Soul
Edvard Munch: Landscapes of the Soul

Para finalizar, ¿como diseñadora de iluminación cuáles crees que son los actuales retos a los que se enfrenta la profesión?

Creo que debemos seguir fomentando una mayor cultura de la luz en la sociedad y seguir luchando para lograr la profesionalización de la figura del diseñador de iluminación.

Edvard Munch: Landscapes of the Soul
Edvard Munch: Landscapes of the Soul