Los 5 elementos clave en la especificación del lineal LED

Alsina Sech Lighting Projects

La luz es uno de los elementos constructivos más importante a la hora de diseñar y definir espacios. Y sin duda la iluminación lineal ha comportado un importante progreso a la hora de aportar soluciones de iluminación flexibles y atractivas. Pero ¿cómo prescribir la solución más adecuada a cada proyecto?

La correcta especificación de los productos de iluminación lineal requiere en primer lugar de la definición del efecto luminoso y de la atmosfera que se quiere conseguir. Y para traducir estos efectos y atmosferas en aplicaciones y productos concretos, es necesario conocer los 5 elementos clave en la especificación de los lineales LED:

TIRA LED LLURIA

1. Tira LED

Para elegir la tira LED más adecuada el primer paso es preguntarse ¿Cuánta luz necesito? Para cuantificarla se recurre a valores como los lúmenes/metro o vatios/metro, que indican respectivamente la cantidad de luz que emitirá un metro de tira LED, y su consumo. Los productos de Lluria abarcan desde los 350lm/m – 4,8 W/m de la tira Mini, hasta los 5950lm/m – 37W/m de la tira Energy.

Por otro lado, para definir la calidad de la luz es fundamental decidir el tono a emitir, ya sea blanco cálido, blanco frío o de color, y la capacidad de reproducción de los colores de los objetos iluminados teniendo como referencia la luz natural del sol. Lluria ofrece una amplia gama de tonos de luz, entre 2400K y 6000K, y de reproducciones cromáticas y composiciones espectrales, capaces de satisfacer las necesidades de cualquier tipo de proyecto. Y también dispone de tiras LED que permiten un cambio dinámico entre temperaturas de color o tonos cromáticos, o tiras LED digitales que posibilitan encendidos punto por punto.

Otro aspecto importante a considerar es la ubicación interior o exterior de la tira LED y si debe hacer frente a elementos externos como el agua, humedad y polvo para definir el índice de protección (IP) adecuado.

PERFILES TIRA LED LLURIA

2. Perfilería

La perfilería de aluminio y los accesorios de montaje constituyen el cuerpo de la luminaria, es decir el soporte físico que aloja la tira LED, protegiéndola del entorno, permitiendo su instalación e integración en el espacio, y facilitando la disipación del calor que emite el circuito del LED.

A nivel de especificación, el primer paso en la definición de la perfilería es decidir el tipo de instalación: si será en superficie o empotrada. Una vez decidida, nos encontraremos con perfiles de diferentes formas o sección, dependiendo de la potencia de la tira de LED. La forma del perfil también influye en la dirección de la luz, pues algunos la orientan hacia una dirección concreta mientras que otros prevén accesorios que posibilitan diferentes ángulos de rotación.

Otro parámetro importante a la hora de determinar el perfil más adecuado es saber si la luz lineal será vista u oculta y si se colocará en el interior o exterior. Cuando la perfilería es vista, se puede personalizar el color, en cambio cuando queda oculta en los detalles arquitectónicos o en el mobiliario se suele mantener el acabado natural del aluminio. Y si el uso es exterior debe combinarse siempre con tiras LED que sean estancas.

3. Difusores y lentes

Los difusores y las lentes que tapan el perfil de aluminio protegen la tira LED al tiempo que constituyen el sistema óptico, es decir son los elementos que filtran, distribuyen y transforman la luz emitida por la tira LED.

La decisión clave a la hora de elegir el tipo de sistema óptico más adecuado es determinar si se busca una luz suave y difusa, o si se quiere conseguir un ángulo de abertura concreto. Los difusores suelen tener acabado opal, y como indica su nombre, difunden y suavizan la luz emitida por la tira LED. La difusión será más o menos intensa, dependiendo si el difusor es más o menos denso u opalino. La forma del difusor -plano o curvo- también influirá en la abertura del haz de luz. Los difusores absorben algo de luz, por lo que disminuyen el rendimiento de la tira LED. Las lentes en cambio suelen ser transparentes y se emplean cuando se busca un haz de luz concreto ya que su forma o sección determina que sea más cerrado o más abierto.

Sistemas control Lluria

4. Equipos de alimentación y control

Los alimentadores son los equipos que permiten la conexión de la tira LED a la red eléctrica, proporcionando la tensión constante para su correcto funcionamiento. A la hora de elegirlos es fundamental decidir si se quiere regular la intensidad, tono o dinamismo de la luz o sencillamente se quiere encender y apagar. El número de alimentadores vendrá determinado por la potencia total de la instalación y por la organización de los circuitos.

5. Aplicación personalizada del producto

Además de estos 4 elementos, hay un quinto vinculado a la aplicación y uso personalizado del LED lineal, que no corresponde a priori a ningún producto concreto, si no que se resuelve a través del servicio de asesoramiento técnico de Lluria, porque cada proyecto tiene exigencias estéticas y funcionales únicas que requieren de soluciones personalizadas. En ese caso, nuestro equipo de expertos siempre estará a tu lado para ayudarte a diseñar el sistema de iluminación perfecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *