Diseño de interiores y exteriores con luz dinámica

Bala Perdida Club. El Equipo Creativo
Bala Perdida Club. El Equipo Creativo

Ya es cosa del pasado que la luz artificial solo se pueda encender o apagar. La iluminación dinámica ha llegado para quedarse, gracias a la tecnología LED y a sus sistemas de control. Pero ¿qué es la luz dinámica? Pues aquella que puede cambiar para adaptarse mejor al espacio o a las necesidades de las personas como consecuencia de las variaciones de temperatura de color, intensidad, o incluso del espectro cromático.

Restaurante Zela. Londres. BMLD.
Zela Restaurant. London. BMLD.

La luz natural como referente
La luz del sol es dinámica por naturaleza y transforma su composición y distribución a lo largo del día, con velocidades y patrones cambiantes que resultan fascinantes al ser humano. En los espacios interiores, la distribución de la luz natural se compone de luz difusa y luz reflejada, redistribuyéndose en las superficies de forma compleja, gracias a la refracción y la reflexión. Afortunadamente, la tecnología LED nos permite hoy en día reproducir y reinterpretar el dinamismo de la luz natural tanto en espacios interiores como exteriores.

Lluria Xperience reMM
Lluria Xperience. reMM

Beneficios
La iluminación estática afecta la forma en la que percibimos nuestro entorno, mientras la iluminación dinámica tiene además la capacidad de influir en nuestras emociones y sensaciones. Siendo flexible y personalizable, contribuye a crear espacios confortables, adaptables y más centrados en el ser humano. La luz dinámica también proporciona espacios más experienciales y sensoriales, ya sea amplificando nuestros sentidos, como por ejemplo en espacios comerciales, conciertos o eventos, o bien ayudándonos a reconectar con nosotros mismos, en espacios más íntimos y de relajación, donde los cambios de brillo y tono pueden generar sensaciones de bienestar. Cuando la iluminación dinámica imita el ritmo natural del día y la noche contribuye a mejorar nuestro reloj biológico interior.

¿Pero cuáles son las aplicaciones más frecuentes de la iluminación dinámica?

Vivienda particular. Bellaterra. Vié iluminación.
Private house. Bellaterra, Barcelona. Vié iluminación.

Conectar con el exterior / Imitar la luz del día
Un caso paradigmático serían las oficinas, donde la calidad de la luz natural es imprescindible según los estándares WELL. La iluminación dinámica puede adaptarse a las tareas y necesidades de cada usuario para potenciar una mayor atención y concentración.

Para el trabajo industrial, la luz dinámica asegura el estado de alerta y concentración de los trabajadores, lo que redunda en una mayor seguridad.

También en el entorno escolar se ha demostrado que el rendimiento de los estudiantes mejora significativamente bajo la iluminación dinámica. Los niños más pequeños se benefician especialmente de una iluminación que apoye sus períodos de actividad y descanso.

Y en las viviendas que carecen de luz natural, los patrones cambiantes de la iluminación ayudan a las personas a sentirse más conectadas con el mundo exterior.

Hotel SB Glow. inSense + Alado Studio

Conseguir flexibilidad de uso
En espacios como los halls de los hoteles, los salones de eventos, los espacios multifuncionales y los auditorios la iluminación dinámica permite transformarlos y adaptarlos rápidamente a la tipología del evento, o a nuevos usos, y es seguramente un plus a la hora de vender los servicios.

Restaurante Origen. Ainara Arevalo
Restaurante Origen. Ainara Arevalo

Modificar el estado de ánimo o la percepción del espacio
Un simple cambio de intensidad o de temperatura de color influye enormemente en nuestra percepción. En el caso de locales de ocio, restaurantes y bares, las variaciones a lo largo del día, con una luz más brillante y enérgica durante las horas del sol y difusa y acogedora a partir del atardecer, por ejemplo, tiene un efecto directo sobre los usuarios y sus hábitos de consumo.

Museo Egipcio Barcelona
Museo Egipcio Barcelona

Destacar productos, objetos y obras de arte
En espacios comerciales y de ocio, escaparatismo, hospitalidad, pero también en museos, el uso de iluminación dinámica, ya sea blanca o de color, permite enfatizar los objetos expuestos, guiar al visitante y comunicar identidad de marca. También permite evocar un estado de ánimo, o recrear un ambiente inspirador, reforzando la narración o storytelling. En la arquitectura comercial, la iluminación LED puede ser verdaderamente dinámica, permitiendo una variación prácticamente infinita en la temperatura del color, la reproducción del color y el color saturado.

Roca Gallery. Barcelona. inSense
Roca Gallery Barcelona. inSense

Iluminación dinámica en exteriores y fachadas
El aspecto positivo de implementar iluminación dinámica en espacios urbanos es su capacidad de generar un entorno visualmente más atractivo y sostenible. Aunque es recomendable evitar la sobrecarga sensorial para llamar la atención, la iluminación dinámica mejora el uso de los espacios y las ciudades están apostando por instalaciones de iluminación permanentes y temporales por su capacidad de atraer visitantes.

Lluria Xperience. reMM
Lluria Xperience. reMM

Iluminación y música
El diseño de iluminación dinámica tiene mucho que ver con la música, como una secuencia de patrones dinámicos, ritmos, frases y eventos que tienen lugar en el tiempo. Además, luz y sonido, son dos materiales que unidos se refuerzan mutuamente y mejoran nuestra experiencia sensorial. Por eso casi no hay música sin iluminación dinámica, siendo imprescindible en conciertos, eventos, discotecas.

BGA Ganjilk Mall.
Ganjlik Mall. Lighting Design Collective

Cómo diseñar la iluminación dinámica
La iluminación dinámica precisa una planificación cuidadosa que satisfaga las necesidades del de las personas, del espacio, y de los usos que se le van a dar. Es un proceso detallado que brindará un espacio flexible, pensado para mejorar la experiencia humana y capaz de adaptarse a nuevos usos o nuevas tecnologías. No se trata de jugar con efectos de luz llamativos, que a la larga pueden incluso convertirse en cansinos, si no de planificar una luz que aporte un valor añadido real al espacio y los usuarios.

El primer paso, por tanto, es comprender las necesidades del espacio y del usuario. A continuación, hay que definir los diferentes escenarios que se precisan, documentándolos y comentándolos con el cliente que utilizará el espacio. El siguiente paso será determinar qué tipo de luz dinámica y sistema de control es el más adecuado. Y definir si el dinamismo será automático o requerirá algún tipo de interacción por parte del usuario. Finalmente, se visualizarán los escenarios planteados, realizando los ajustes una vez en obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *